Tel. +52 (669) 985-2424|info@claudiavega.mx

Mi gran porqué…

 

De pediatra a nutricionista y psicoterapeuta basada en mindfulness.

Durante mucho tiempo creí que había decidido estudiar medicina porque es interesante y porque disfruto ayudar a otros. No sabía que esa elección tenía que ver conmigo y mi historia de niña. Lo supe cuando la vida me puso de frente a una realidad de la que no era consciente: me estaba enfermando.

Siendo ya madre de tres y pediatra nutricionista, vivía agotada y estresada. Como malabarista, intentaba mantener todas las “bolas” en el aire: ser madre, esposa, profesionista, ama de casa e hija. Y además, “debía” hacerlo de manera impecable. Eso me llevó al hospital un par de ocasiones por dolor de pecho y en ambos casos el diagnóstico fue: crisis de ansiedad.

En terapia me di cuenta de quién era yo en realidad: una niña insegura, con baja autoestima y problemas en torno a la alimentación y el peso, que compró la idea de que el valor de una persona tiene que ver con su capacidad de lograr metas y que se convirtió en una mujer también insegura y muy autoexigente.

Ser una profesionista destacada, una mujer multitareas, llenarme de títulos y lograr grandes retos fue mi manera de sentirme “valiosa” y “segura”. Lo que no vi fue que mi autoexigencia tenía un alto precio: el nivel de estrés que vivía estaba afectando mi salud, mi capacidad de ser madre y por ende, a mis seres más amados.

Entender esto me hizo dar un giro de 180º a mi vida y reorganizar mis prioridades. Trabajar en mi, reconocerme un ser humano y apreciarme tal cual soy, transformó mi vida y mi salud. Esto me hizo interesarme en la relación cuerpo-mente, aprender mindfulness y psicoterapia y encontrar el sentido de mi vida profesional.

Hoy sé que inconscientemente estudié pediatría y nutrición porque deseaba ayudar a los niños que así como yo un día, sufren baja autoestima y problemas con su peso. Ahora sé que para ayudarlos a ellos hay que involucrar a los padres y que para ayudar a cualquiera, es necesario empezar por sanar uno mismo.

By |2018-11-14T13:05:26+00:00agosto 14th, 2018|Sin categoría|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment